Escrito por

Todo sobre el agua micelar: qué es y cómo utilizarlo

Mantener la piel limpia es el primer paso para conseguir una piel saludable, pero también es el primer paso para conseguir una tez libre de imperfecciones y arrugas.

Este proceso, dependiendo del producto que utilicemos no siempre se realiza del modo que deberíamos, ya que tras mucha publicidad, muchos productos no cumplen lo que prometen.

El problema es que la suciedad sigue acumulándose en la piel y por lo tanto, continua generando sebo y obstruyendo los poros, así que si no realizamos una limpieza que sea profunda, tendremos como resultado una piel apagada y más envejecida.

Por lo tanto, utilizar un buen limpiador será fundamental, así que sin más tapujos, os contamos directamente que queremos daros a conocer todo lo necesario sobre el agua micelar, insistiendo especialmente en cómo debemos utilizarla y de qué se trata.

Todo lo que necesitas saber sobre el agua micelar

También queremos darte a conocer desde el inicio nuestras soluciones micelares favoritas. Toma nota de los productos que te mostramos en el siguiente enlace: mejores aguas micelares.

A pesar de ser un producto ya más que instalado en nuestra rutina facial, hoy en día, sigue relacionándose exclusivamente con los cuidados faciales femeninos, así que queremos desmontar definitivamente este mito.

Este producto es ideal para todos aquellos que no contamos con demasiado tiempo para realizar esta limpieza diaria que nuestra tez nos pide a gritos.

Así que si nos fijamos en este aspecto, el tiempo, es uno de los motivos en los que podemos apreciar que el género, realmente no influye.

Lo único que influye a la hora de utilizar este producto, en realidad, es nuestro tipo de piel, ya que esto sí que será determinante.

Una de las ventajas de utilizar una solución micelar es que debido a su formulación suave, en la que encontramos componentes como las micelas, que retiran la suciedad sin dañar la piel, hallaremos un oasis para las pieles más sensibles.

Además, junto con la función de limpiador también podemos darle uso como tónico facial, algo que nos interesa sobre todo a los que tenemos que afeitarnos con bastante frecuencia, ya que nos ayudará a calmar la piel.

Pero no te adelantamos nada más, porque en las siguientes líneas desarrollamos mejor las propiedades de estas soluciones de limpieza, tan aclamadas.

¿Qué es el agua micelar?

Tal y como te hemos comentado, recibe su nombre de las micelas, esferas microscópicas de aceite que flotan en el agua y que actúan como diminutos imanes para eliminar la suciedad y la grasa sin dañar la piel.

Es decir, es un producto limpiador que elimina eficazmente la suciedad, el sudor, la grasa, la contaminación y cualquier otro resto de impurezas del cutis, que no necesita ser aclarado como otros limpiadores faciales.

Esta suavidad le confiere más propiedades limpiadoras e hidratantes, en comparación con el jabón espumoso o los limpiadores a base de alcohol, que pueden dañar la barrera lipídica y causar sequedad.

¿Cómo funcionan las micelas?

Las micelas son estructuras de moléculas cuya actividad principal es la limpieza y retención de suciedad, actuando en nuestra piel como imanes.

Los agentes limpiadores de un cosmético se conocen como surfactantes; estas moléculas están formadas por dos partes:

  • Una parte afín al agua, que se conoce como zona hidrófila, responsable de que las moléculas se asocien con la parte acuosa.
  • Por otro lado, también encontramos una zona hidrófoga, que es afín a la grasa y a la suciedad, con la que conseguiremos repeler el sebo, las impurezas y el maquillaje.

Estas dos áreas generan una molécula muy especial que es capaz de asociarse a la vez con el aceite y el agua. Si la cantidad de surfactante es correcta se disuelven en el agua formando micelas.

Las micelas se mantienen en la parte acuosa hasta que aplicamos el fluido en el algodón; en este caso el algodón o las fibras del disco desmaquillante que utilicemos porque cuentan con una estructura afín a las partes hidrófilas del surfactante.

Gracias a este proceso actúan eficazmente arrastrando y captando la suciedad de una forma inmediata.

Propiedades

  • Utiliza surfactantes (que son los agentes de limpieza) muy suaves pero eficaces, por lo que no irritan la piel.
  • Las micelas junto con el algodón limpian el cutis actuando como un imán, atrayendo y atrapando las impurezas sin tener que frotar ni raspar enérgicamente la piel.
  • Lo puedes utilizar incluso después del afeitado, ya que no escuece ni irrita la tez.
  • Es rápido y fácil de usar, un salvavidas para los hombres más perezosos.
  • No contiene ingredientes sintéticos fuertes ni detergentes que irriten e inflamen la dermis. Incluso los cutis más problemáticos o sensibles quedan suaves, nutridos e hidratados.
  • La hidratación ayuda a disminuir la actividad de las glándulas sebáceas, lo que puede ser útil para el acné.

Beneficios principales

Agua micelar qué es y cómo utilizarla

Para conocer mejor este producto, es interesante que conozcas bien cuáles son los beneficios que nos ofrece:

1. Limpia profundamente

Es uno de los grandes beneficios de este producto, ya que actuando de una forma muy suave consigue retirar la suciedad del rostro.

Si utilizas esta alternativa todos los días sobre la piel conseguirás mejorar notablemente la apariencia de tu rostro y eliminar por completo los restos de células muertas.

Ya que la piel quedará limpia y sin suciedad, conseguirás que el resto de productos que agregas diariamente en tu rutina, penetre mejor en tu cutis.

2. Mantiene la piel suave, sin irritaciones

Es sin duda uno de los grandes beneficios de este producto: su alta compatibilidad con todos los tipos de pieles.

De hecho, con la piel sensible es muy compatible, por lo que puedes imaginar lo eficaz que resulta con el resto de tipos de dermis.

Úsalo sin miedo, a pesar de tener una piel sensible, muy delicada o especialmente atópica.

3. Ayuda a mantener la piel tonificada

Aparte de sus múltiples beneficios, con sus usos ocurre lo mismo, ya que también consigue fortalecer la piel del rostro y mantenerla en calma, tal y como actúan los tónicos faciales.

Esto no significa que no podamos utilizarlo de una forma conjunta con un tónico facial, pero si prefieres saltarte este paso del tónico, gracias al uso de las opciones micelares, podrías sustituirlo perfectamente.

Las micelas tienen una función barrera al actuar como imanes con los que del mismo modo podemos equilibrar el PH de la piel, tonificándola de forma inmediata.

Gracias a los beneficios que contiene, no irritantes, podemos utilizarla sobre la piel en cualquier momento del día, incluyéndola tantas veces como sea necesaria.

Este gesto nos ayudará a mantener la piel muy fresca e hidratada, convirtiéndose en la actualidad en un producto estrella para mantener la piel humectada durante todo el día.

4. Retrasa la formación de arrugas

Este beneficio podemos entenderlo como la suma de todos los anteriores, ya que al mantener la piel limpia, sin impurezas, hidratada y tonificada, se sucederá el escenario apropiado para que las líneas de expresión incipientes tarden mucho más en salir.

Eso sí, nos tocará ser constantes y mantener la limpieza a diario.

5. Sin aclarado

Otra de las grandes virtudes de este cosmético es que no necesita aclarado, de hecho puede presumir de ser uno de los pocos limpiadores faciales que gozan de esta cualidad.

Utilizar agua de una forma constante en la piel puede producir sequedades, además si no tenemos que aclarar el producto podremos ganar tiempo en nuestra rutina facial, ¡así que todo son ventajas!.

Que este producto no necesite aclarado no significa que deje grasa en la piel, de hecho, una vez que terminemos con su aplicación deberíamos notar que nuestra tez está suave, sin sensación de tirantez o pringue.

¿Cómo se utiliza?

Agua micelar qué es propiedades

Como es un producto relativamente nuevo para muchos hombres, es comprensible que la forma de uso puede ser un misterio, por lo que hemos creado una guía clara para asegurarnos de que le saques el máximo partido a este producto tan completo.

Es muy sencillo, fíjate en los siguientes pasos:

  1. Vierte un poco de producto sobre un algodón limpio hasta que esté relativamente saturado.
  2. Pasa el algodón por tu rostro, asegurándote de que llegas a todas las áreas en las que se acumula la suciedad y el sudor (no te olvides de la zona alrededor de la nariz), también en el cuello.
  3. Repite el proceso hasta que el algodón salga limpio, lo que significa que se ha eliminado toda la suciedad y las impurezas de la epidermis y la piel está completamente limpia.

¡Eso es todo! No tienes que aclarar, sólo seguir con tu rutina de cuidado de la tez como lo harías después de la limpieza.

¿Que no tienes un algodón a mano? también puedes aplicarlo sobre un paño o toalla limpia, o simplemente rociar el agua micelar directamente sobre tu rostro (¡teniendo cuidado con los ojos!); luego usar una toalla para limpiar el exceso de líquido y eliminar la suciedad.

Ambos métodos eliminan la necesidad de aclarar la piel, ya que las micelas retiran eficientemente la suciedad de la cara. ¡Te sorprenderán los resultados! nada de tirantez, ni de sequedad o escozor.

¿Debemos aplicarla antes o después del tónico facial?

Esta es una pregunta muy frecuente, ya que debido a las cualidades y características que contienen ambos productos puede llegar a confundirse sus usos.

En el caso de combinar esta alternativa con el uso de un jabón, también surgen bastantes dudas, de hecho, puedes encontrar más información al respecto en este link: ¿agua micelar antes o después del jabón?.

Insistimos en que, si utilizas una alternativa micelar no tienes porqué utilizar un tónico facial, pero si en el caso de que decidas utilizarlo, siempre deberás aplicarlo siguiendo el orden que enseguida te comentamos.

Tiene que quedar claro que las soluciones micelares siempre deben formar parte del proceso de limpieza, así que la aplicaremos justo en este momento, que es el primer paso de nuestra rutina facial.

En el caso del tónico facial, siempre lo aplicaremos una vez que hayamos finalizado este proceso de limpieza ya sea con este producto o con otro limpiador, como por ejemplo, un gel limpiador.

Así que para salir de dudas, aclaramos que el agua micelar siempre debe utilizarse antes del tónico facial.

Hemos llegado al punto en el que ya conoces, por fin, todas las propiedades del agua micelar, cómo puedes darle uso y qué es exactamente este producto del que todos hablan.

Ahora solo tienes que comenzar a utilizarlo, siempre haciendo uso de productos que sean respetuosos con tu piel y que no cuenten con ingredientes sintéticos.

¡Apuesta por una solución micelar con ingredientes naturales, sumará beneficios en tu piel!.

¿Qué es lo que piensas?