Escrito por

Recetas sencillas de agua micelar casera

Se ha convertido en una de las soluciones de limpieza favorita, entre muchos otros motivos y razones de peso, por las garantías que ofrece para eliminar la suciedad de cualquier tipo de piel.

Entre los que contamos con la piel más delicada y vulnerable, sobre todo tras realizar gestos como el afeitado diario, el agua micelar ha pasado a ser mucho más que un limpiador, un básico de los que consideramos imprescindibles, muy necesario en nuestro día a día.

Sabemos de sobra, que esta solución de limpieza, con agentes limpiadores suaves que apenas causan irritación o malestar en la piel, ha llegado para quedarse entre nosotros.

Así que, una vez que hemos interiorizado que su estancia en nuestras vidas va para largo, creemos que es importante compartir con vosotros cómo podemos realizar en casa nuestra propia receta de agua micelar.

Recetas caseras de agua micelar

Porque, ya que nos interesa tantísimo este limpiador, ¿no creéis que sería fantástico saber paso a paso cómo realizar diferentes recetas, para hacerlo en casa tranquilamente en esos momentos en los que contamos con un poco más de tiempo?.

Para aquellos que aún no conocéis este limpiador, cuando comentamos que se trata de algo más que un sencillo producto de limpieza para la piel del rostro, no estamos exagerando, es que entre sus usos también suelen contemplarse otras funciones, siendo la más destacada la de tónico facial, que como ya hemos indicado, tras afeitarnos, consigue refrescar muchísimo la piel.

Por otro lado, aunque queremos darte a conocer cómo debes hacer esta solución en casa a través de distintas recetas, no significa que no tengamos algún producto favorito, de los que podemos encontrar en el mercado.

Nos gustaría compartir con vosotros los que más beneficios aportan en nuestra tez, para conocerlos tan solo debes pinchar en este link: mejores aguas micelares.

Ahora, si ya estás preparado, solo queda darte a conocer cuál son las recetas más efectivas y qué necesitarás exactamente para realizarlas. No creas que será necesario invertir mucho tiempo, de todos modos, ¡que mejor momento para aprovechar y relajarte!.

¡Disfruta el momento!.

Mejores recetas de agua micelar casera

El uso de este limpiador multiusos se ha extendido tanto, que incluso podemos llegar a afirmar que se trata de uno de los más usados a diario, desbancando casi por completo a otros limpiadores.

De todos modos, por si acaso no conoces aún esta efectiva solución, no queremos continuar sin contaros qué es exactamente, así todos quedaremos al tanto de los beneficios y cualidades que este producto puede ofrecernos, algo imprescindible antes de decidirnos a elaborar de una forma casera un agua micelar. Puedes conocerlos, si clicas en este enlace: qué es y para qué sirve el agua micelar.

Para que conozcáis de qué se trata, hay que volver a insistir en que no solo se trata de un producto con el que podemos realizar una limpieza diaria de la piel, sino que también nos ofrece muchos beneficios si lo usamos como tónico, ya que consigue calmar e hidratar la piel visiblemente.

Suele ocurrir que tras la limpieza y sobre todo, tras el afeitado, nuestra piel queda muy estresada y alterada, así que nos toca volver a estabilizarla. Será, por lo tanto, una excelente idea utilizar el agua micelar a modo de after-shave.

Además de aportar esta calma, que nuestra tez irritada tanto necesita, al utilizarla como tónico también conseguiremos eliminar por completo las impurezas que queden dispersas en nuestra piel.

Podemos utilizarla en diferentes tipos de piel, un aspecto bastante positivo, ya que incluso las más grasas o más sensibles pueden beneficiarse de sus cualidades.

Este producto, por norma general, también suele contar con una actividad hidratante, así que las dermis más resecas o castigadas no notarán sequedad tras utilizarla, como sucede con otros limpiadores faciales.

Debemos utilizarla por lo tanto, para limpiar y tonificar los tejidos de una forma diaria, ya que nuestra tez está expuesta de una forma constante a diferentes agentes externos relacionados con el clima, la polución… así que añadir una solución micelar será todo un acierto para completar con éxito tu rutina. ¡Todo son ventajas!.

1. Agua micelar casera con pepino

Para elaborar esta receta lo primero que debes tener muy claro es que partiremos de una base neutra, a la que iremos añadiendo los activos e ingredientes naturales necesarios. Te aconsejamos que optes por una base neutra en la que se incluyan aceite de argán, glicerina o aloe vera.

Esto te resultará bastante sencillo ya que únicamente tendrás que enriquecerla e incluso personalizarla, siempre teniendo en cuenta qué productos son los más adecuados para tu piel.

En este caso utilizaremos extracto de pepino, ya que destaca por sus propiedades refrescantes, antioxidante e hidratantes junto con su acción remineralizante, porque cuenta con un alto contenido en minerales y vitaminas.

Si prefieres cambiar este activo, no hay problema, siempre que este sea hidrosoluble para que quede perfectamente integrado en la base. Deberás utilizar la dosis mínima aconsejada, es decir, un 4 % como máximo.

Queremos comenzar con esta primera receta porque resulta bastante sencilla de elaborar en casa. Se trata de una solución en la que se incluye pepino, con una potente base, repleta de ingredientes naturales con la que cuidar tu piel a diario. Si te animas a probarla, tan solo necesitas lo siguiente:

Ingredientes

  • 145 gr. – base de agua micelar (neutra).
  • 4 gr. – extracto de pepino.
  • 0,5 gr. – sharomix (conservante natural).
  • 0,5 gr. – esencia aromática de flor de loto.
  • Envase vidrio o plástico.

Elaboración

La preparación de este producto es muy sencilla ya que únicamente tendrás que mezclar bien los componentes, eso sí, siguiendo al pié de la letra las cantidades.

No te preocupes si es la primera vez que realizas en casa un limpiador de este tipo, ya que incluso sin contar con experiencia previa te resultará bastante sencillo:

1. Pesa la base de agua micelar neutra y añade, a continuación, el extracto de pepino.

Mejores aguas micelares caseras extracto de pepino

2. En este segundo punto, añade el conservante natural sharomix junto con unas gotas de esencia aromática. Te aconsejamos de nuevo, que sea hidrosoluble ya que así se integrará con la preparación.

3. Finalizaremos (sí, estás leyendo bien, así de sencillo) hasta mezclar bien la elaboración. Luego la envasaremos y te aconsejamos colocar una pegatina o con un rotulador permanente marcarla bien.

2. Agua micelar casera con aloe vera

A continuación queremos mostrarte una segunda opción, incluyendo en este caso extractos vegetales e hidrolatos. Esta receta es ideal para pieles más secas y/o maduras.

Si quieres adaptarla a las necesidades de tu piel entonces solo tienes que sustituir los extractos e hidrolatos, siempre respetando las cantidades aconsejadas.

Para que esta solución funcione de la forma adecuada, arrastrando la suciedad que se ha ido acumulando en nuestra piel es necesario incluir un tensioactivo no iónico, como es el caso del polisorbato 80, siempre en un porcentaje del 2 %, como máximo. Para esta receta en concreto se recomienda añadir una cantidad de 3 ml. de este tensioactivo.

Por otro lado, los extractos vegetales que añadimos en este preparado están especializados en regenerar, hidratar y mejorar los signos de la edad. Por este motivo, añadiremos extracto de pepino, que cuenta con una acción estimulante y revitalizante; aloe vera por su acción hidratante y calmante.

Y por último, un componente un poco menos conocido, como es el caso del ginseng, con cualidades reafirmantes, antioxidantes y anti-envejecimiento.

Antes de preparar cosmética casera es muy importante que tengas en cuenta la higiene, desinfección y limpieza de los útiles que vayas a necesitara para su elaboración.

Ahora sí, comenzamos con la preparación de esta solución micelar:

Ingredientes

  • 70 ml. – hidrolato de rosas.
  • 30 ml. – extracto de aloe vera.
  • 20 ml. – glicerina vegetal.
  • 20 ml. – extracto de pepino.
  • 3 ml. – polisorbato 80.
  • 10 ml. – extracto de ginseng.
  • 20 gotas – extracto de sharomix.
  • Envase de 150 ml.

Elaboración

1. Añade en un envase extracto de aloe vera junto con hidrolato de rosas, midiendo con un medidor o probeta la cantidad necesaria de extracto de pepino. Finalmente mezcla los ingredientes con una espátula especial para cosmética.

2. Debes hacer lo mismo con el extracto de ginseng, midiéndolo con una probeta e incorporando en la mezcla los hidrolatos y extractos. Procederemos del mismo modo con la glicerina vegetal, ya que debemos medirlo por separado y añadirlo.

3. Los últimos componentes que debemos añadir son el conservante sharomix y por otro lado, el polisorbato 80. En el caso del sharomix añadiendo unas 20 gotas será más que suficiente para esta cantidad que realizaremos de agua micelar.

4. Lo mezclaremos todo bien, unificando la composición. Enseguida, lo envasaremos y… ¡todo listo!¡ya podrás disfrutar de tu solución casera para hidratar, calmar y mantener limpia tu piel!.

3. Agua micelar casera específica

Como hemos añadido, este tipo de soluciones se caracteriza por su gran capacidad para integrarse en todos los tipos de dermis, aunque como hemos comprobado, también existen formulaciones que contienen componentes más específicos para aportar, por ejemplo, hidratación.

Por ello, queremos mostrarte en esta tercera opción una serie de opciones que podrás adaptar a cualquier necesidad, de cualquier tipo de tez, tan solo deberemos sustituir los extractos e hidrolatos por otros que sean más específicos, tal y como veremos a continuación.

  • Pieles mixtas o grasas: se aconseja incluir hidrolato de tomillo y añadir como extractos la cola de caballo, aciano, aloe vera o granada, ya que se trata de activos que cuentan con capacidades calmantes y seborreguladoras.
  • Pieles delicadas y atópicas: se recomienda añadir extracto de algodón, avena, arroz junto con el hidrolato de manzanilla, un conjunto de ingredientes que sean adecuados para este tipo de pieles.
  • Pieles secas: necesitarán un extra de hidratación, así que tendremos que añadir diferentes extractos como la árnica, el arroz o el alga fucus, que ademas de aportar nutrición también conseguirán calmar la piel.
Recetas caseras agua micelar hidratación

4. Agua micelar casera exprés

Si no cuentas con el tiempo suficiente que requiere elaborar este tipo de cosmética casera, también contamos una solución micelar que puedes realizar en un tiempo récord, ¡así ya no habrá excusas!.

Para ello, de nuevo te proponemos una serie de pasos con los que conseguirás elaborar una abundante cantidad de solución micelar, aproximadamente, unos 200 ml.

Anota los componentes necesarios y los pasos que debes seguir:

Ingredientes

  • 100 ml. – hidrolato de rosas.
  • 75 ml. – gel de aloe vera.
  • 4 ml. – polisorbato 80.
  • 20 gotas – sharomix.
  • 20 ml. – glicerina.
  • Envase con una capacidad de 200 ml.

Elaboración

1. En una jarra que haya sido previamente desinfectada añadiremos los componentes mencionados en el siguiente orden:

  • Añade los 100 ml. de hidrolato de rosas.
  • Continúa con los 75 ml. de gel de aloe vera.
  • Añade, en tercer lugar, 20 ml. de glicerina vegetal.

2. Con la ayuda de una espátula ve mezclando los componentes y continúa agregando los ingredientes restantes.

3. En este caso, añadiremos las 20 gotas de sharomix que faltan y los 4 ml. de polisorbato.

4. Terminaremos de mezclar, ayudándonos de nuevo con la espátula y enseguida, envasaremos la mezcla. Para que puedas ver a simple vista qué tipo de agua micelar has elaborado, te aconsejamos colocar una etiqueta con el nombre o marcar con un rotulador que sea permanente.

Cómo debemos aplicar el agua micelar

La forma en la que extendemos los productos cosméticos que tenemos por casa, definitivamente, es igual de importante (casi) que un cosmético contenga una formulación adecuada, respetuosa: si ninguna de estas dos premisas no se cumplen, el producto en cuestión no aportará los resultados que nuestra piel necesita.

Estamos de acuerdo, en que a todos nos gusta que la cosmética que utilizamos realmente funcione, pero igualmente, también estamos de acuerdo en que no nos gusta perder dinero ni tiempo, ya que el tiempo, vale oro.

Una forma de obtener resultados y a la vez, garantizar que vamos a dedicar el menor tiempo posible a extender este tipo de limpiadores es conociendo cómo debemos utilizarlos, ya que, además, esto nos ahorrará perder nuestro esfuerzo y energías.

A veces no tenemos claro, por ejemplo, si el agua micelar debemos utilizarla antes de lavar la cara con jabón o después, de hecho, se trata de una duda bastante recurrente.

Antes de seguir avanzando, nos gustaría despejarte esta duda, añadiendo un texto donde podrás encontrar las mejores respuestas; los tienes justo aquí: agua micelar, ¿antes o después del jabón?.

Pasos para aplicar el agua micelar

1. En primer lugar, antes de comenzar con la limpieza tenemos que tener claro que las soluciones micelares son bastante líquidas, por lo que siempre necesitaremos un algodón o un disco de bambú reutilizable, con el que podamos extenderlo sobre la piel sin causar molestias.

2. Una vez hemos matizado este primer punto, con la ayuda de estas herramientas, colocaremos un poco de solución micelar, directamente sobre el algodón e iremos recorriendo poco a poco las zonas dónde se acumula una cantidad de grasa mayor, con es la frente, la nariz o la zona de la barbilla, es decir, lo que conocemos como zona T.

3. Enseguida debemos continuar limpiando el resto de zonas del rostro, para dejar la piel completamente limpia, sin restos de impurezas o suciedades. A través de las micelas (el componente estrella de esta solución), conseguiremos disolver las partículas de suciedad que se van acumulando en tu tez.

4. Una vez que hayamos limpiando bien a fondo nuestro rostro y no quede ningún resto de suciedad, entonces, habremos terminado el proceso, consiguiendo eliminar la suciedad que obstruye los poros. Normalmente no hace falta aclarado, pero siempre dependerá de la firma o receta que realices, esto siempre debe estar especificado.

5. Por último, no olvides que también puedes utilizarlo como tónico facial o incluso, puedes utilizarlo para refrescar tu piel en cualquier momento del día. Sólo necesitas colocar un poco de solución micelar en el interior de un atomizador y cuando nuestra piel lo necesite, hacer uso del mismo.

¡Tu rostro quedará tonificado y fresco al instante!.

Aguas micelares recetas caseras ingredientes

Ya estás al tanto de las mejores recetas para realizar un agua micelar casera; a modo de manual puedes utilizar este texto en casa e ir siguiendo cada uno de los pasos que te proponemos.

Si antes de comenzar tienes alguna duda, siempre podrás consultar con un especialista, ya que la cosmética natural también puede provocar efectos secundarios, así que debes tener mucho cuidado.

¿Qué es lo que piensas?