UP

Afeitarse con una Máquina Eléctrica por 1ª vez: Lo que necesitas saber

Escrito por shaver-men

Primer afeitado con máquina eléctrica

Si nunca has usado una máquina de afeitar eléctrica antes, pero planeas hacerlo pronto, entonces este artículo es para ti. Después de elegir tu primera máquina de afeitar eléctrica, ahora es el momento de hacer uso de ella. Pero antes de eso, deja tu máquina de afeitar a un lado y lee esta breve lista de cosas simples, pero importantes a tener en cuenta.

8 sencillos consejos para usuarios primerizos

  1. Se paciente y cuidadoso, al igual que lo harías cuando utilizas una máquina de afeitar de tradicional

Creo que la gran mayoría de las malas experiencias cuando se utiliza por primera vez una máquina de afeitar eléctrica provienen de las expectativas poco realistas del usuario. Simplemente porque no tiene un filo expuesto no significa que no puede hacerte daño o que es infinitamente indulgente. Por lo general, la causa principal es la aplicación de presión excesiva y pasar por una zona varias veces. A pesar de que los cortadores están cubiertos por una lámina protectora, pueden causar irritación y grave dolor. El hecho de que algunos de ellos se calienten durante el uso prolongado tampoco ayuda.

  1. No trates de obtener un afeitado apurado

Concéntrate en una técnica en su lugar. Tus primeras sesiones de afeitado deben ser acerca de acostumbrarse a la nueva máquina de afeitar y minimizar el potencial malestar.

  1. No te saltes el tratamiento post afeitado

Una vez más, sólo porque no estás usando una hoja no significa que no debes seguir utilizando un bálsamo hidratante para después del afeitado. Las capas delgadas de las células de la piel todavía se afeitan (aunque no en la misma medida) y tu cara sigue siendo vulnerable y propensa a la irritación. Asegúrate de usar un bálsamo de calidad, hidratante y calmante. Evita los que contienen alcohol, que sólo pican y secan la piel.

  1. Maneja tu máquina de afeitar con cuidado pues las cuchillas y los cortadores pueden estropearse fácilmente

Golpeándolos en el fregadero o utilizando objetos duros para la limpieza es probable que dañen estas partes y tendrás que comprar otras nuevas. Y sí, pueden ser caros.

  1. Es posible que debas dar a tu piel más tiempo para que se pueda curar entre cada sesión de afeitado

En cada guía de usuario que viene con una máquina de afeitar eléctrica hay una sección que dice que toma algunas semanas para que tu piel se adapte a la nueva manera de afeitar. En otras palabras, el primer mes no será un viaje de alegría. No sólo porque es una forma diferente de afeitarse, sino porque es más probable que cometas errores (como los mencionados anteriormente). Durante este tiempo es posible que tengas que aumentar el tiempo entre cada afeitado de al menos dos días. Este simple ajuste hará que toda esta transición se vuelva más suave.

  1. Asegúrate de que la máquina de afeitar eléctrica está completamente cargada

Es tan fácil pasar por alto esto. Una nueva máquina de afeitar tendrá suficiente energía para encenderse, pero la mayoría de ellas no podrá mantenerse funcionando al máximo rendimiento cuando la batería está casi agotada. Debido a esto, no cortará tan eficientemente, y te sentirás tentado a aplicar más presión y hacer más pasadas; También, es probable que ocurran tirones al recurrir a esto.

  1. Acostúmbrate a tu nueva máquina

Una vez más, estas primeras semanas no serán una delicia para algunos e incluso puede ser un poco decepcionante al principio. La comodidad, la calidad del afeitado o incluso el tiempo que tarda en completarse el  afeitado pueden no satisfacer tus expectativas. Pero antes de decidir renunciar y devolver la máquina de afeitar, recuerda que toma tiempo para que estas cosas mejoren. El afeitado eléctrico tiene algo innegable que es beneficioso y finalmente a base de prueba y error podrás dominarlo.

  1. Echa un vistazo a nuestros amplios consejos para el afeitado en seco y húmedo

Además de estos puntos que están específicamente orientados hacia los principiantes, hay algunas reglas generales que enormemente pueden mejorar la comodidad y la calidad de tu afeitado. Son fáciles de implementar y harán una gran diferencia. Sin duda, echa un vistazo.