Escrito por

Cómo deshacerte de las ojeras sin morir en el intento

eliminar ojerasLas ojeras son un mal que muchas personas sufren, algunas incluso las tienen de nacimiento. Pensar que este problema es sólo cuestión de mujeres es un grave error pues los hombre las sufren por igual.

En el caso de las ojeras, llevar un ritmo de vida acelerado, dormir poco y tener unos hábitos poco saludables son factores que aumentan considerablemente la aparición de estas molestas ojeras.

Dado que hay muchos tipos de tratamientos y remedios caseros para reducirlas o eliminarlas, vamos a comentar los más famosos y efectivos para que puedas tener una guía básica para tratarlas.

Tratamientos eficaces

Los hombres cada día cuidamos más nuestra imagen corporal, aunque pueda parecer algo raro, no nos gusta tener un aspecto descuidado y de cansancio sin motivo alguno.

Precisamente por esto cada día la cosmética está desarrollando tratamientos y productos adecuados para la piel masculina, de tal forma que puedan cuidarla sin problema.

Vamos a comentar los tratamientos más eficaces que hay disponibles actualmente.

Contornos de ojos con vitaminas E y K

Uno de los tratamientos más usados y que dan resultados tras su aplicación continuada es el uso de un buen contorno de ojos para hombres. Para mí, este es el mejor.

La falta de hidratación provoca que la elasticidad de la piel se vea reducida, aumentando la probabilidad de que estas manchas tan molestas salgan. Para combatirlas es muy recomendable usar a diario un contorno de ojos, pero si buscas que actúe reduciendo las ojeras deberás prestar atención a los ingredientes.

Los ingredientes esenciales para un contorno de ojos de estas características son las vitaminas E y K. Por lo tanto, debes asegurarte de que estas dos vitaminas están presentes en la lista INCI del mismo.

Obviamente estamos hablando de un tratamiento que se debe aplicar todos los días ya que si no eres constante no tendrá ningún tipo de efecto y acabarás pensando que has tirado el dinero cuando lo cierto es que el producto es bueno.

Una punto muy importante es la aplicación del contorno, evita a toda costa aplicarlo con fuerza y sin cuidado ya que esto afectaría aún más la zona.

Para una correcta aplicación debes poner una gota del contorno en el dedo índice y aplicarlo suavemente de la zona del lagrimal hacia fuera, jamás en sentido contrario.

¿Necesitas más razones para empezar a usarlo ya? Aquí las tienes.

Láser

Cuándo el problema es realmente molesto por no funcionar nada o bien por tenerlas de forma hereditaria, una de las pocas soluciones es acudir a cirugía estética.

En cuanto a la cirugía estética existen varios métodos para eliminarlas, pero el más demandado por su sencillez y eficacia es el láser N-Yang. Este láser es el mejor para eliminar por completo la zona oscura que se forma debajo de los ojos para siempre.

El funcionamiento es sencillo, el láser N-Yang lo que hace es absorber el pigmento que hay en exceso en la zona para deshacerlo inmediatamente con la ayuda de la luz que emite.

Es muy similar al proceso que se realiza para eliminar un tatuaje de forma definitiva.

Obviamente, dado que no todas las ojeras son iguales no se van a necesitar el mismo número de sesiones para eliminarlas, pero se puede decir que por regla general con una o dos sesiones de unos 30 minutos se suelen eliminar la gran mayoría.

Es importante tener claro que al tratarse de un tratamiento algo invasivo, habrá un periódo de recuperación en el cual saldrán costras pequeñas en la zona donde se ha aplicado el láser.

Estas costras suelen durar alrededor de una semana, tras la cual se caen y dejan paso a la nueva piel libre de pigmentos indeseados.

Ácido hialurónico

Finalmente, el último tratamiento que merece ser mencionado son las microinyecciones de ácido hialurónico, las cuales dan un extra de hidratación y firmeza a la zona tratada.

Estas inyecciones son un tratamiento que se realiza una vez, al igual que pasa con el láser.

Por lo general, si eres menor de 35 años con una sola sesión es más que suficiente para conseguir erradicar las ojeras.

En cambio, si eres más mayor es posible que necesites más sesiones, las cuales se realizarán una vez por semana durante un tiempo determinado.

Tienes una explicación más detallada de este procedimiento en este post.

Remedios caseros para reducirlas y prevenirlas

Cuando te levantas por la mañana y ves en el espejo que las ojeras han hecho su aparición, muchas veces no tienes tiempo de pensar en realizarte un tratamiento más elaborado, por ese motivo es bueno conocer los mejores remedios naturales para tratarlas de inmediato y que se reduzcan o eliminen en el mejor de los casos, usando cosas cotidianas que tenemos por casa.

Aloe Vera

En una lista de remedios caseros para tratar la piel no podía faltar el aloe vera, es normal pues estamos hablando de la planta por excelencia para cuidar nuestra tez.

El aloe es uno de los mejores reconstituyentes celulares que podemos encontrar en la naturaleza, por este motivo se suele usar en quemaduras, picaduras y demás problemas cutáneos.

Para usarla en la zona afectada, debes cortar un tallo que sea maduro, es decir, evita los tallos jóvenes que sean pequeños pues no tienen aún todas las propiedades que buscamos, a continuación sumergimos el tallo en agua para que expulse la aloína.

Después de estar en remojo unos minutos, tenemos que pelar el tallo para quedarnos sólo con la parte gelatinosa, esa parte es la que cortaremos en una porción pequeña y la pondremos en la zona en cuestión.

Una vez han pasado unos minutos podemos retirar el aloe, pero recuerda enjuagarte la cara bien.

Manzanilla

La manzanilla es una de esas plantas que tienen grandes poderes medicinales pero que no le prestamos la atención necesaria. Para tratar las ojeras sólo necesitas una bolsita de infusión de manzanilla.

Para preparar la manzanilla sólo tienes que poner agua a hervir en un cazo o bien en un hervidor eléctrico y preparar la infusión igual como si fueras a tomarla.

Una vez se ha infusionado el agua con la manzanilla, se retira la bolsita y la reservas para más adelante, a continuación sumergimos un algodón en la infusión para situarlo seguidamente en la zona de la ojera, aquí deberemos dejarlo reposar unos minutos.

Esta infusión puedes guardarla en la nevera para usarla más adelante, la bolsita de manzanilla también es buena usarla una vez se ha enfriado, para ello tan sólo debes situar la bolsa de manzanilla en la zona afectada y listo.

Pepino

Uno de los remedios naturales más conocidos por culpa de las películas es el uso del pepino.

Todos hemos visto en alguna ocasión la típica escena en la que sale una mujer con una mascarilla y una rodaja de pepino encima de cada ojo, pues bien, no es una cosa del cine, realmente funciona gracias a su gran contenido en agua y sus propiedades, ayudando a disminuir la hinchazón y a hidratar la zona.

Para aplicarlo correctamente tienes que tener el pepino en la nevera durante varias horas, para conseguir que su temperatura sea baja pero nunca lo pongas en el congelador ya que temperaturas tan bajas podrían ser dañinas para la piel.

El procedimiento es muy sencillo, sólo hay que cortar una rodaja de pepino que no sea muy fina, pero tampoco muy gruesas como para que sean molestas, digamos que medio centímetro aproximadamente, luego se corta la rodaja por la mitad de tal forma que tendremos dos partes iguales.

Te tumbas y sitúas cada trozo sobre la zona a tratar, si lo deseas puedes poner la rodaja entera, no hay ningún problema.

Las dejas reposar durante un buen rato, un cuarto de hora aproximadamente y ya estaría listo, las retiras y procedes a limpiarte la cara de forma habitual. Este remedio casero es sumamente efectivo para reducir las ojeras de forma inmediata, incluso en casos que no son muy pronunciados las llega a eliminar.

Leche

Uno de los últimos remedios caseros que merece la pena mencionar es la leche, efectivamente, la leche es muy buena aliada a la hora de reducir las ojeras, esto se debe en parte a su contenido en ácido láctico, enzimas, aminoácidos y antioxidantes naturales que son realmente útiles para mejorar y cuidar la piel.

El procedimiento para aplicarla es muy similar al de la manzanilla ya que mojaremos un algodón en la leche, la cual debe estar previamente fría, para posteriormente ponerlo en la zona de la ojera, se dejarán ahí hasta que notemos el algodón más caliente.

Causas más comunes

Como he comentado al principio, hay muchas personas que padecen de ojeras desde el primer día de vida, en este caso son un problema genético que han heredado sin poder decidir ni hacer nada al respecto. No obstante, hay muchas situaciones que provocan su aparición irremediablemente.

Por regla general las manchas azuladas u oscuras debajo de nuestros ojos se asocian con una falta de sueño continuada, a un cansancio extremo o incluso a un nivel de estrés muy alto, pero hay días que a pesar de haber descansado correctamente nos levantamos con ojeras kilométricas.

Entre los muchos factores que pueden influir en esta aparición repentina podemos comentar los siguientes:

  • Factores hormonales. Las hormonas juegan un papel fundamental en el funcionamiento de nuestro cuerpo, cuando se éstas se descontrolan por algún motivo puede traducirse en una aparición de las ojeras sin previo aviso.
  • Falta de hierro. El hierro es el responsable de mantener nuestros tejidos bien oxigenados, evitando la formación de coágulos y zonas más oscuras. Por este motivo, una falta de hierro considerable afecta directamente en la formación de estas zonas oscurecidas debajo de los ojos
  • Medicamentos. Algunos medicamentos que contienen cortisona o los del tipo vasodilatadores pueden favorecer la aparición de las mismas, por lo tanto si estás en medio de un tratamiento con estos medicamentos no te asustes si te salen estos cercos oscuros.

Cómo prevenir su aparición

Muchas veces las ojeras aparecen por nuestra propia culpa, pues no cuidamos nuestro hábitos y caemos en rutinas que son realmente perjudiciales para nuestra salud.

Para evitar una aparición temprana de las mismas es conveniente seguir una serie de pasos que además mejorarán tu calidad de vida en general:

  • Dieta saludable. Cuidar la alimentación es fundamental para evitar multitud de enfermedades, en este caso es importante comer alimentos naturales y en aquellos que tienen un alto contenido en hierro, recordad que el hierro mejora la circulación y esto conlleva a evitar las ojeras o reducirlas.
  • Bebe más agua. Un punto esencial para reducirlas es tener una hidratación correcta, para ello empieza por hidratarte desde dentro, con dos litros al día de agua será más que suficiente.
  • No fumes ni consumas alcohol. Un motivo más para decir adiós a estos vicios, debes saber que aportan un gran número de toxinas y además disminuyen el colágeno tan necesario para mantener una mirada reluciente y joven.
  • Descansa correctamente. Las ojeras suelen salir por falta de sueño, estrés y demás molestias que se pueden erradicar totalmente con un buen descanso todas las noches, por lo tanto intenta dormir 8 horas todos los días y que además sean horas de descanso real.
  • Cuida tus alergias. Las alergias son una respuesta inmunitaria a un factor externo que nuestro cuerpo reconoce como algo dañino, esta situación provoca una serie de circunstancias entre las cuales están las ojeras, por lo tanto, si eres una de esas personas que sufren de alergia toma el tratamiento a tiempo y no esperes a que la situación empeore.
  • No te frotes los ojos. Muy relacionado con la alergia esta el hecho de sentir picor en los ojos y acabar frotandolos como si no hubiera un mañana, esto es realmente perjudicial para la zona del contorno de ojos ya que es muy fina y es sencillo dañar su firmeza y elasticidad.

Sabiendo los motivos por los que suelen aparecer las temidas ojeras, cómo prevenirlas y finalmente cómo tratarlas te será mucho más fácil poder lidiar con este problema tan cotidiano en tu día a día.

¿Qué es lo que piensas?